OFERTAS CONSULTAS DE BELLEZA Dietetica Masaje Spa Medicina natural Hogar Crecimiento personal Padres de hoy
Inicio Medicina natural TERAPIA ORTOMOLECULAR

Medicina natural


COMBATE EL ESTREÑIMIENTO ACEITES ESENCIALES LA ARCILLA EL POLEN TERAPIA ORTOMOLECULAR HIDROTERAPIA LA ALERGIA EL TE

Regala salud y belleza tu portal natural Contacto Politica de privacidad Exención de responsabilidad De la A a la Z

MEDICINA NATURAL

TERAPIA ORTOMOLECULAR

La terapia ortomolecular se define como el tratamiento de la enfermedad aumentando las concentraciones en el organismo de oligoelemento que normalmente están presentes. Muchas enfermedades ocurren por un desbalance molecular que es posible corregir suministrando nutrientes correctos, en el momento apropiado.

La terapeútica ortomolecular aparece en los años 50, cuando un grupo de médicos comenzaron a utilizar vitaminas en dosis masivas para desórdenes físicos y mentales. Actualmente se utiliza esta terapia como complemento al tratamiento de enfermedades crónico degenerativas tales como: cáncer, diabetes, artritis, impotencia, envejecimiento, entre otras.

Cada día más personas optan por tratarse con nutrición ortomolecular, y una y otra vez, los resultados demuestran la eficacia de sus tratamientos. Esta terapia ha adquirido un privilegiado papel preventivo y terapéutico en países como EE.UU. e Inglaterra, y poco a poco, en nuestro país ya se está empezando a conocer.

Nutricion ortomolecular significa proporcionarle a las células los nutrientes adecuados para que éstas funcionen lo mejor posible. Para entender mejor su importancia es necesario hacer un breve y sencillo repaso de bioquímica.

El Ser Humano está compuesto de unos elementos básicos: oxígeno, carbono, hidrógeno, nitrógeno y minerales. Es la determinada combinación de éstos, lo que forma los materiales "base" de cada una de las células del organismo y lo que le proporciona su característica de Ser Humano.

Por ejemplo, la combinación de:

Oxígeno + hidrógeno = Agua

Hidrógeno + carbono + oxígeno = Carbohidratos

Hidrógeno + carbono + oxígeno (en menor cantidad que los carbohidratos) = Grasa

Hidrógeno + carbono + oxígeno + nitrógeno = Proteínas

Ciertos minerales como el fósforo y el sulfuro también forman parte de algunas proteínas.

La frase "somos lo que comemos y lo que absorbemos" no podría ser más cierta. La membrana exterior de la célula está compuesta principalmente de grasas y proteínas; en el interior de la célula se encuentra un líquido (citosol o fluído intracelular) compuesto primordialmente de agua, pero también de proteínas, carbohidratos y grasas; el núcleo, que contiene los genes y controla la actividad celular, contiene principalmente proteínas... Sin embargo, el hecho de juntar todos estos compuestos no crea un Ser Humano. Para que esto ocurra hace falta energía y ésta se fabrica en el interior de las células (en la mitocondria) gracias a unas enzimas que para ser activadas dependen, a su vez, de vitaminas. Esta energía es la que pone en funcionamiento la célula. Para que el cuerpo disfrute de una salud óptima, las células que lo forman deben estar sanas. Así pues, éstas deben recibir agua, carbohidratos, grasas, proteínas, minerales y vitaminas, a través de una nutrición óptima.

Un aspecto muy importante de la nutrición ortomolecular es respetar la individual bioquímica. Cada persona nace con una bioquímica determinada, la cual puede predisponerle al desarrollo de ciertas enfermedades o síntomas. Es por esto que no todo el mundo se beneficia de la dieta típica recomendada basada en ensaladas, frutas y agua fresca; algunas personas, por el contrario, se sienten mejor comiendo comida cocinada y bebiendo líquidos calientes. Por ejemplo, una persona con candidiasis crónica se puede sentir peor al comer fruta; la que sufre de bajones de azúcar no suele tolerar bien la comida fría, como las ensaladas; un intestino irritable puede empeorar al consumir grasos... Así pues, para conseguir una salud óptima es vital descubrir las necesidades individuales del organismo. Debido a esta individualidad bioquímica, es prácticamente imposible diseñar una dieta estándar saludable para todo el mundo, en general. Sin embargo, sí se puede hablar de unos alimentos base para ayudar a mantener sano el organismo, los cuáles sirven de "cimiento" para construir un programa de nutrición ortomolecular a medida.

SI QUIERES APRENDER A UTILIZAR LOS ALIMENTOS Y VITAMINAS DE FORMA SALUDABLE AHORA TIENES LA OPORTUNIDAD CON EL CURSO DE NUTRICION ORTOMOLECULAR QUE EL INSTITUTO IRIS TE OFRECE.

GELY PANTIGA
Naturopata
www.institutoiris.com