OFERTAS CONSULTAS DE BELLEZA Dietetica Masaje Spa Medicina natural Hogar Crecimiento personal Padres de hoy
Inicio Padres de hoy BEBE IRRITABLE

Padres de hoy


BEBE IRRITABLE EL MEJOR REGALO PARA TU HIJO NIÑOS INDIGO AYUDA A TU HIJO CON ESENCIAS EL MIEDO EN LOS NIÑOS LA IMAGINACION HIPERACTIVIDAD Y ESENCIAS BERRINCHES

Regala salud y belleza tu portal natural Contacto Politica de privacidad Exención de responsabilidad De la A a la Z

Padres de hoy

BEBE IRRITABLE

Cuando el bebé tiene problemas para dormir, llora sin que sepamos el motivo, no hace bien la digestión, sufre de gases, etc., provoca una sensación de impotencia en la madre que empeora la situación. El estado nervioso del hijo se traslada a la madre y ésta vuelca su desesperación en el bebé. El bebé irritable es aquel que no logra dormir más de una o dos horas seguidas; grita cuando aparentemente está contento; llora sin parar y durante largo tiempo; sufre de gases, flatulencia, problemas digestivos y hasta es capaz de golpearse la cabeza. Sentimos que nos necesita pero aparentemente nos rechaza; está airado, enfadado y un largo etcétera. Esta situación lleva a los padres hacia la desesperación, máxime si llega la noche y muchas veces el entorno familiar se altera y tenemos a una madre eternamente cansada, nerviosa, y lógicamente también irritable. Ahí se cierra el círculo vicioso de mamá e hijo y lo que debería ser una etapa feliz y llena de dicha se vive como una tormenta, que muchas veces también se extiende a los otros hijos.

La situación empeora cuando la madre duda de sí misma y de su capacidad como madre, mientras se supone que ha de ser fuente de felicidad para los hijos. Esto nos puede pasar siendo madre primeriza o madre experimentada o multípara. Esta inseguridad da un tinte bastante triste en la relación entre la madre y el niño, más aún si ésta no se ha recuperado de la depresión post-parto en la cual hay como una depleción de origen hormonal que agudiza la impaciencia.

En casos más graves incluso podemos encontrar un rechazo hacia el bebé, que detectamos en pequeños gestos, actitudes y que provocan un gran sentimiento de culpabilidad en la madre. Toda esta situación es superable, así que, vamos a ello:

Cuando llevamos al bebé al pediatra, nos da el gran consuelo de que esto pasará a los tres meses, y muchas veces es cierto. Una vez que descartamos que el bebé esté afrontando una enfermedad real, la cual se manifestaría por los siguientes síntomas:

• Fiebre: signo de infección.

• Pañales secos, sobre todo los primeros días después de nacido.

• Vómitos de coloración verdosa o amarillenta, lo cual indicaría alguna obstrucción en el sistema digestivo.

• Lengua blanca, que sería un signo de infección por hongos, o cualquier signo que descartará su pediatra.

Pues como decía, una vez descartado por el pediatra cualquier atisbo de enfermedad, podemos decir que estamos con un bebé irritable. También nos preguntamos qué pasa cuando ya pasaron los tres meses de espera –tiempo durante el cual el propio organismo del niño madura en sus diferentes sistemas: digestivo, neurológico, funcional–, y el niño continúa inquieto. Esta situación de alterabilidad del sistema nervioso del niño, muchas veces debida a una compresión durante el parto, también se puede deber a dificultades que todas las madres afrontamos durante la gestación, estrés, caídas, infecciones, etc. La osteopatia sacro craneal es la terapia por excelencia que mas ayuda a tu bebe, con ella consigues que tu hijo crezca sano. hay otra terapias que se pueden aplicar para mejorar sintomas como el aceite esencial de lavanda que le ayudara a dormir mejor, los remedios florales trabajaran con problemas de fondo emocionales del bebe como miedos etc..

GELY PANTIGA
Madre de 4 hijos
Terapeuta
emocional transpersonal
Especialista en
terapia existencial
Especialista en
elixires florales (Bach y muchos mas)

www.institutoiris.com

CURSO DE PSICOLOGIA TRANSPERSONAL Y TERAPIA FLORAL