OFERTAS CONSULTAS DE BELLEZA Dietetica Masaje Spa Medicina natural Hogar Crecimiento personal Padres de hoy
Inicio Hogar FENG SHUI EN TU SALON

Hogar


FENG SHUI EN TU BAÑO FENG SHUI EN TU DORMITORIO FENG SHUI EN TU COCINA FENG SHUI EN TU TRABAJO FENG SHUI Y HABITACION INFANTIL FENG SHUI Y COLOR FENG SHUI EN TU SALON FENG SHUI Y DORMIR BIEN

Regala salud y belleza tu portal natural Contacto Politica de privacidad Exención de responsabilidad De la A a la Z

Hogar

FENG SHUI EN TU SALON

El salón es el lugar del encuentro, el diálogo y la socialización. Un punto para encontrarse con los otros y también para estar con uno mismo, pero con actividades más Yang, más dinámicas que las reservadas al dormitorio: leer, oír música, ver películas, actividades de ocio en general. La realidad es que a causa del tamaño de la vivienda o su distribución, en muchas ocasiones se solapan las funciones del salón y el dormitorio, intercambiándose actividades que se serían más adecuadas realizar en uno, se hacen en el otro, como dormir, leer, oír música, ver TV. El mismo caso sucede cuando las funciones del salón o sala de estar y del comedor se comparten en un solo espacio, dando la figura del salón comedor. Lo ideal si se tiene espacio es mantener ambas funciones separadas, sino es posible hay que tratar de marcar muy definidamente cada espacio, usando luz, color o la distribución de los muebles. El efecto no es negativo si se mantienen definidas las esencias de cada habitación.

Ubicación de sofás y sillones:

La ubicación del sofá, sillones, mesas, etc. será fundamental para fomentar la calidez. Es recomendable si las dimensiones del salón lo permiten, distribuir los muebles según la forma del ba-gua (formando una figura cerrada y sin ángulos rectos). La circulación del Chi dentro de la estancia es fundamental, debe moverse lentamente fluyendo sin obstáculos alrededor de los muebles agrupados. Partirá desde la puerta de entrada pasando por cada parte de la habitación hasta salir por la puerta o ventana. La puerta de entrada tiene que tener un buen tamaño para obtener la una buena cantidad de Chi. Evite colocar muebles delante.

El Sofá:

El elemento más importante del salón, su estructura debe ser de madera y el tapizado de telas nobles como el algodón o lana. Su ubicación debe ser apoyado en una pared desde donde se verá todo el salón. Siempre debe ir en la misma línea que la puerta y ventana. Nunca en el medio de la habitación de espalda a la puerta. Su ubicación puede influir en la relación con sus invitados provocando la calidez, comunicación y el intercambio; o todo lo contrario.

Las mesas:

La mesa de centro no debe quedar en el centro de la habitación, sino algo inclinada hacia los lados. La mesa de comedor debe ser de una sola pieza, grande y de color claro, de forma circular o cuadrada. No colocar la mesa entre la ventana y la puerta de entrada; como tampoco las mesas con cristal. Las sillas y sillones tienen que ser tapizados con telas naturales y los materiales más beneficiosos son el mimbre, madera o bambú.

Ventanas:

Las de aluminio, plásticas o acero inoxidables no son tan beneficiosas como las de madera. Tienen que ser amplias para permitir la entrada de luz, las cortinas deben dejar pasar la luz del sol y las más indicadas son las de fibras naturales de colores pasteles.

Televisión:

Debe ubicarse en el peor sitio del salón, lejos del sofá y sillones. Y cuando no se este utilizando hay que desenchufar para evitar las radiaciones.

Iluminación:

La iluminación vertical, lámparas de pie con la luz dirigida hacia arriba contribuyen con una atmósfera relajada. La luz de techo muy fuerte resulta poco acogedora y a veces molesta.

Chimeneas:

Imprimen calidez al ambiente, tiende a elevar el Chi y se escape al exterior; se puede solucionar colocando un espejo sobre la chimenea y provocar así que el Chi vuelva al salón. Las plantas neutralizan el exceso de energía provocado por la chimenea.

MARTA BARGIELA
Especialista en Feng Shui

www.institutoiris.com