OFERTAS CONSULTAS DE BELLEZA Dietetica Masaje Spa Medicina natural Hogar Crecimiento personal Padres de hoy
Inicio Hogar FENG SHUI Y COLOR

Hogar


FENG SHUI EN TU BAÑO FENG SHUI EN TU DORMITORIO FENG SHUI EN TU COCINA FENG SHUI EN TU TRABAJO FENG SHUI Y HABITACION INFANTIL FENG SHUI Y COLOR FENG SHUI EN TU SALON FENG SHUI Y DORMIR BIEN

Regala salud y belleza tu portal natural Contacto Politica de privacidad Exención de responsabilidad De la A a la Z

Hogar

FENG SHUI Y COLOR

La energía que cada color emite según su tonalidad son percibidas por el cuerpo humano que reacciona ante ellas física y emocionalmente. Es sabido que poseen “temperatura” físicamente hablando, colores calientes como el rojo, naranja (estimulantes) y fríos como el azul, verde y violeta (relajantes).

Los colores poseen energía, de ahí que el Feng Shui los tenga muy en cuenta a la hora de crear ambientes armónicos, acordes a la actividad que se realice

ellos. Aprovechan sus efectos psicológicos y fisiológicos para provocar las sensaciones más adecuadas y utilizan sus diferentes tipos de energía para equilibrar el Chi, para corregir defectos en la construcción de las viviendas, para dar amplitud a espacios pequeños o conseguir sensación de intimidad en las áreas grandes.

Mediante un cambio de color en paredes y techos, se puede dividir una habitación en espacios más reducidos. Una sola línea roja en el suelo es suficiente para que, en los bancos, los clientes intuyan sin necesidad de explicación alguna que deben hacer cola detrás de ella y mantenerse alejados de la ventanilla hasta que ésta quede libre. Si con sólo una línea de color se delimita este espacio ganando intimidad para que el cliente se sienta seguro, una sabia utilización de los tonos y matices permitirá crear todo tipo de ambientes y climas en cualquier lugar.

El color es un tema complejo sobre el que vamos a escribir durante unas cuantas quincenas, con lo que aprenderemos consejos útiles para nuestro HOGAR.

Desde el punto de vista del Feng Shui, cada color tiene una energía masculina o femenina, activa o pasiva, energizante o calmante. Cada tono se relaciona con los diversos elementos de la cultura china adquiriendo así múltiples connotaciones. En occidente el uso del color en terapia lo conocemos por CROMOTERAPIA.

Todos los objetos que nos rodean, a excepción del cristal incoloro, tienen uno o varios tonos diferentes, de modo que la armonización del color puede lograrse no sólo mediante la pintura de las paredes sino también utilizando diversos tejidos, muebles y objetos decorativos. Incluso por medio de pantallas y lámparas que den los tonos deseados a la luz.

El empleo del color en los tejidos es muy adecuado para generar atmósferas y crear ambientes en cada situación. Los cojines, las cortinas, los manteles, los tapetes, las toallas, los paños de cocina, las fundas de tapicería, las alfombras, ofrecen la posibilidad de dar el toque deseado.

EN LA MESA

En una mesa se puede poner color en los manteles, las servilletas y la vajilla, según las sensaciones que se deseen fomentar en los comensales:

- el verde provocará vitalidad,

- el color crema la relajación,

- el blanco la actividad,

- el color frambuesa despertará la pasión,

- el púrpura la solemnidad, el rojo el romance,

- el naranja la festividad, el gris la formalidad,

- el amarillo la calidez

- y el azul la comunicación intelectual.

Se puede utilizar la vibración de un tono para cambiar nuestros estados de ánimo; envolverse en una manta azul o verde, por ejemplo, puede calmar un estado emocional agitado. Si el estrés impide el descanso, unas sábanas rosa o un cojín del mismo color puede reducir el nivel de tensión. Si se tiene un bajón energético, poner un tapete rojo sobre la mesa servirá de estimulante.

De cómo utilizar el color en el Feng Shui seguiremos hablando en esta sección, a través de las velas, flores, etc… ¡No te lo pierdas!

Hasta pronto

MARTA BARGIELA
Especialista en Feng Shui
www.institutoiris.com